True Detective

True Detective

Una de los síndromes que padezco es el de llegar (relativamente) tarde a las cosas y cuando llego, obsesionarme con ellas. Con True Detective, como no
podía ser menos, me ha venido a pasar lo mismo, pero acrecentado; no tanto por llegar tarde (la serie es de este año), como por el obsesionarme.

True detective es una de esas series que se meten dentro de ti y en las que piensas de manera recurrente. La historia de detectives, en realidad, es lo de menos; en verdad hasta llegaría a decir que me resulta totalmente irrelevante. De ahí que sea inmune a quienes critican su resolución: qué más da como acabe, si lo importante (como siempre) es el camino!

Y en eso, en el camino, la serie es portentosa. La historia de la relación entre los dos personajes principales y los propios personajes principales, cada uno con sus demonios y cualidades; la mujer de Marty, uno de los personajes más emocionantes que recuerdo en mucho tiempo, quizá por la forma en la que ve el declinar de su marido y su matrimonio, mientras admira -quizá en demasía- al compañero de su pareja; las discusiones filosóficas sobre la existencia, la muerte, la religión… mientras conducen por carreteras secundarias entre pantanos… Redescubrir a dos actores que, ahora nos damos cuenta, siempre infravaloramos; y, sobre todo, Rust Cole recortando hombrecitos en latas de cerveza… “Thank you for the beer”…

Y, por encima de todo, la que es, en mi opinión, la mejor intro de la historia de la televisión:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a True Detective

  1. beronikes dijo:

    Es una serie fantástica. Me has recordado mi entusiasmo al verla. Y es cierto, la historia detectivesca es absolutamente secundaria y superficial, cuando de lo que se habla es de dos hombres, por separado, que en un determinado de la vida, además, se cruzan. Es una serie para revisitar, la verdad. Los diálogos son exquisitos y… bueno, no sé explicarlo bien, pero dedicándome a lo que me dedico… era todo tan jugoso… Porque dices muy bien: ángeles y demonios. De eso y no más trata la serie, incluso tiene el acierto, a mi juicio, de enmascararlo tras la evidencia del demonio. Magistral.

    Y el final… no sé, ¡¡¡¡Odio internet porque todo se convierte en spoiler!!! Así que, tendré que guardarme mi opinión. Una pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s